No hace mucho, en una tierra muy muy cercana, nos sorprendió ver como gracias a un tutorial de Youtube una oficina estaba quedando muy muy bonita. Dicha oficina, recién adquirida por un amigo de Cuatrocento, se encontraba en pleno proceso de mudanza, y aquella, que antaño había sido una oficina llena de paredes y pequeños despachos, estaba quedando como un maravilloso espacio diáfano.

Hasta aquí, todo normal. El detalle nos lo dio nuestro querido amigo, cuando nos contó que los paneles que separaban las salas de la oficina los había quitado él solito ¡gracias a un tutorial de Youtube! Cómo lo leéis, Albañil amateur gracias a un vídeo.

La verdad es que nosotros nos sorprendimos, pero si nos ponemos a analizar las tendencias actuales de consumo de audiovisual, lo sorprendente es sorprenderse.

Desde que hace 14 años vimos nacer la red social del contenido visual por excelencia, ha sido una de las que más ha crecido a nivel mundial. Ya son más de 500 millones de horas de visionado lo que se alojan Youtube, con un total de 1000 millones de usuarios, lo que representa casi un tercio del total de usuarios de Internet.

Al contrario que a las demás Redes Sociales, los usuarios de Youtube no se conforman con solo mirar, la actividad frenética de esta red alcanza las ¡300 horas de vídeo subidas al minuto! Y se alcanzan cifras de visionado que llegan a las 1.000 millones de horas en un solo día.

Viendo como el aumento en el consumo audiovisual está en pleno apogeo, y las previsiones de cara a los próximos años no tiene pinta de bajar (se calcula que en 2020 cada persona consumirá una media de 87 minutos de vídeo online al día) La pregunta es ¿a qué esperas para invertir en Vídeo Marketing?

Según un reciente estudio realizado por Hubspot el 80% de los consumidores considera que los vídeos son un aspecto esencial para tomar decisiones de compra y el 64% de los usuarios que ven un vídeo tienden a adquirir alguno de los productos asociados.

¿No nos digáis que nos son buenos datos para que las empresas tomen en consideración este tipo de marketing de contenidos? pero no nos lancemos como locos, para que esta estrategia funcione debe haber una planificación y un equipo de expertos que nos ayuden a dirigir nuestro contenido para impactar de forma correcta en nuestro público objetivo.

El primer paso será estudiar con profundidad nuestro Target y que tipo de contenido consumen, analizar qué opciones podemos ofrecer para destacar en nuestro sector y después desarrollar una planificación que haga que nuestros usuarios esperen con muchas ganas nuestra próximo vídeo.

Aportar contenido útil y mostrar las capacidades de nuestro producto será lo que determine que nos convirtamos en Youtubers consagrados y quizás algún día ayudar a otras personas a dejar sus oficinas (sirva como metáfora) tan bonitas como la de nuestro amigo.