No, no parece razonable que nos lleguemos a encontrar este tipo de cartel colgado de ninguna puerta, pero la verdad es que estos misteriosos seres (sabemos que no lo son, pero nos encanta imaginarlos así) están trabajando 24/ 7 desde hace años, para que nuestra experiencia como usuarios de la red sea lo más satisfactoria posible.

Antes de comenzar a analizar de qué manera estos robots van a hacer realidad los clásicos de ficción futuristas de los 90, hay que definir qué son y dónde los encontramos. Los bots son pequeños programas que trabajan tras una Aplicación para ayudar al usuario durante cualquier proceso de compra o cualquier navegación y han conseguido que con un solo comando de voz, exploremos cualquier mundo online. 

Si hacéis un poco de memoria debéis recordar a la famosa asistente de Ikea, Anna, que llegó hasta a tener su hueco en forocoches (como no) animándonos a reírnos de ella, cuando la pobre que solo quería resolver nuestras dudas de la forma más cercana posible. De este podría decirse que es el primer paso que dieron los bots al ser incluidos en los procesos de compra. Pero en cuestión de dos años, esto ha evolucionado hasta darnos la capacidad de desarrollar el llamado Internet de las cosas (he aquí la visión futurista noventera hecha realidad)

Avancemos un poco más en el tiempo y hablemos de Alexa, este altavoz inteligente desarrollado por Amazon que se ha colocado este año en el top 5 de la carta a los Reyes Magos. 

En un principio Amazón desarrolló este altavoz como complemento para casa, reproducción de música y consultorio tipo Siri.. pero al ver el potencial que este aparato podría tener, decidió abrir el software para que desarrolladores externos implementasen las capacidades del “cacharrito”

Como era de esperar, esta fue una sabia decisión, pues ahora Alexa permite controlar cualquier electrodoméstico, siempre y cuando sea compatible con dicha tecnología, para que a través de un simple comando de voz te encienda el horno para que tengas la comida caliente al llegar a casa, o te prepare un baño, la calefacción o cualquier otra cosa con la que siempre hayas soñado. 

En China, que van un paso por delante en el desarrollo tecnológico, se dieron cuenta que al ser humano cada vez le cuesta más instalarse nuevas aplicaciones. Más allá de Redes Sociales y aplicaciones de entretenimiento, somos bastante perezosos a la hora de darle oportunidad a nuevas Apps. Por lo que el gigante asiático Tencent, que controla WeChat (el equivalente al WhatsApp de aquí) decidió poner a trabajar bots para unificar todas las aplicaciones posibles dentro de su App. 

El desarrollo de esta aplicación es tan sorprendente, que te premite comprar entradas de tu grupo favorito a través de ella, puedes hacer gestiones bancarias e incluso te permite gestionar notificaciones oficiales, como los papeles de divorcio 😱.

Obviamente esta red es todo un éxito, y no es de extrañar.. ¿os imagináis que sin dejar de chatear con tus amigos o postear fotos, podéis llegar a gestionar cualquier papel, pago o electrodoméstico que se te ocurra? 

Si no este esto el futuro, que baje Marty Mcfly y lo vea.