Os proponemos un ejercicio. Cerrad los ojos y pensad, ¿qué es para vosotros el Metaverso? ¿Una revolución digital que cambiará por completo las interacciones en Internet? ¿El espacio donde en unos años nos encontraremos todos para socializar mediante avatares? ¿El primer paso para alcanzar ese futuro distópico que hemos visto en tantas películas? Si, nosotros también lo vemos así, pero ¿Qué es realmente?

Literalmente, Metaverso significa “más allá del universo”, más allá del mundo físico que conocemos hoy. En otras palabras: un mundo virtual. El término apareció por primera vez en el libro Snow Crash, publicado en 1992 por el estadounidense Neal Stephenson y fue llevado al cine de la mano de Steven Spielberg con su “Ready player one”. Sin embargo, no ha sido hasta que Mark Zuckerberg decidió renombrar su compañía como “Meta Platform” cuando se ha puesto realmente de moda. 

El objetivo de este universo es proponer espacios Online persistentes y compartidos, accesibles a través de interacciones 3D, posibles gracias al desarrollo de las tecnologías llamadas AR (Augmented Reality o Realidad aumentada) y VR ( Virutal Reality o Realidad virtual). En resumidas cuentas, el Metaverso no es una tecnología propiamente dicha, si no un concepto que permite vivir un conjunto de experiencias virtuales, inmersivas y tridimensionales.

¿Pero realmente qué nos permite hacer? Actualmente, es difícil responder porque el Metaverso ha comenzado a desarrollarse no hace mucho tiempo y, por lo tanto, las oportunidades son todavía limitadas. Actualmente, se asocia principalmente a los videojuegos y otros elementos como los NFT (=Non -Fungible Token o Tokens no fungibles). Sin embargo, en un futuro no muy lejano lejano, gracias a la rapidez del desarrollo de tecnologías, la realidad virtual podría convertirse en asequible y accesible para un gran número de personas, lo que abriría puertas a muchas oportunidades.

El Metaverso permitirá trabajar, jugar, divertirnos o comprar en un mundo completamente digital. Además, nos permitiría interactuar, vivir y compartir experiencias únicas, relacionadas con la vida diaria de una forma completamente inmersiva,  como se ha vivido con los conciertos de Lil Nos X en Roblox, al que asistieron más de 33 millones de espectadores (/jugadores) o Travis Scott en Fortnite con más de 27 millones.

Cierto es que en el ejercicio que os planteábamos al principio quedaba un Metaverso mucho más completo, un espacio que podría abarcar mucho más que unos conciertos virtuales..  pero recordad, nada, ni siquiera el Metaverso, se construye en un día… (To be continued…)