Cuántas veces habremos leído eso de “No me gusta, ojalá hubiese un botón de No me gusta”. Es decir, alguien posteaba una noticia trágica en su muro de Facebook y te entraba la duda ¿Le doy al “Me gusta”? A ver, no me gusta, pero no sé. Al final todo quedaba resumido es un comentario.

Esta propuesta por parte de los usuarios de la red social parece que al final va a llegar a buen puerto. Pero no, no será un botón tal y como todos pensaban y deseaban. El pasado Martes Mark Zuckerberg nos sorprendía con estas declaraciones: ”Hoy es un día especial porque podemos decir que estamos trabajando en ello y estamos muy cerca de poder hacer una primera prueba”.

Lo primero que debemos saber, dicho botón de “No me gusta” no servirá para manifestar nuestra oposición a algo: “No queremos convertir Facebook en un foro en el que la gente pueda votar a favor o en contra de las actualizaciones de los demás. Esto no ayudaría a construir la clase de comunidad que queremos crear. No quieres pasar por el proceso de compartir un momento que ha sido importante para ti en tu día y luego ver cómo alguien le da votos negativos” añadía Zuckerberg.

Vamos, que esto no va a ser una guerra entre los “Me gusta” y los “No me gusta“.

Lo que busca Facebook es expresar empatía ante experiencias de otros usuarios que con un botón de “Me gusta” no sería apropiado: “No todos los momentos son buenos momentos, y si estás compartiendo algo triste, ya sea de actualidad, como la crisis de los refugiados, o el fallecimiento de un familiar, a lo mejor no te sientes cómodo con un ‘me gusta’. Así que pienso que es importante dar más opciones a la gente”.

Pronto sabremos qué dirección toma Facebook y su “No me gusta“.